La cabrilla (Serranus cabrilla)

La cabrilla (Serranus cabrilla), más conocida en Barcelona como “serrano”, al adoptar el nombre catalán del pez , ya que “serrano”, en castellano es el nombre de otro pez de la misma família (Serranus scriba), más conocido en nuestras costas como “vaca serrana”. Es el serránido más habitual en nuestras costas, formando parte de la misma familia de peces (Serranidae) que el mero (Epinephelus marginatus) y la lubina (Dicentrarchus labrax).

Serra_serranus_cabrilla_01(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Distribución y hábitat:
La cabrilla es un pez fuertemente territorial y vive de manera solitaria en fondos rocosos a poca profundidad, y lo podemos encontrar en todas nuestras escolleras. En las zonas donde no son molestados la densidad de población disminuye, al contrario que su tamaño, que suele ser bastante mayor, ya que su carácter agresivo, cuanto mayor es el tamaño del pescado le obliga a tener un territorio más extenso. No suele encontrarse más allá de los 60 metros de profundidad. Podemos encontrarlas por todo el Mediterráneo las costas templadas y cálidas orientales del Atlántico y hasta el Mar Rojo.

Serra_serranus_cabrilla_03(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Tamaño:
Es un pez de pequeño tamaño, en especial si lo comparamos con algunos de sus parientes más cercanos como el mero y la lubina, ya que no suele superar los 25 centímetros y su tamaño más habitual oscila entre los 12-18 centímetros .

Serra_serranus_cabrilla_02(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Morfología:
Lo primero que destaca de la cabrilla son sus colores, sobre un fondo rojizo, que se puede oscurecer en los ejemplares capturados a más profundidad, presenta una serie de franjas verticales de color marrón (entre 7 y 9) que son cruzadas por una raya blanquecina horizontal que cruza toda la longitud del pescado, seguida de dos o tres líneas anaranjadas que también desde la cabeza hasta la cola. El color de la panza es bastante claro, blanquecino con un punto rojizo. Destaca el gran tamaño de su boca, denotando su carácter depredador.

Serra_serranus_cabrilla_04(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Serra_serranus_cabrilla_05(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Alimentación:
Depredador, ataca y se alimenta de todo lo que se mueve dentro de su territorio, ya sean pequeños peces bentónicos (góbidos, blénidos, etc.), crustáceos de todo tipo (cangrejos, gambas, pulgas, etc.), Gusanos de toda tipo, etc.
Curiosidades:
Como el resto de integrantes del género «Serranus», es hermafrodita simultáneo, es decir, que es macho y hembra simultáneamente. En caso de no encontrar pareja en la época de reproducción (abril-julio), se puede dar el caso de que se pueda auto-fecundar.

Serra_serranus_cabrilla_09(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Pesca deportiva:
Al no tener un gran tamaño, no vivir en bancos numerosos y no presentar una dura batalla al ser capturada, no es una especie que sea muy buscada por los pescadores deportivos, que a veces intentan evitarlo, ya que tras una primera picada violenta, suele esconderse entre las rocas para comerse a su presa, provocando numerosas enrocadas de nuestros aparejos de pesca.

Pesca al fondal y corcheo:
Desde las escolleras podemos pescarlos si ponemos nuestros cebos cerca del fondo, que es donde se encuentran las cabrillas, no necesitando ningún cebo específico, ya que si cualquier cebo cae en su territorio, lo atacará con su gran boca, por lo que tampoco hay que elegir un anzuelo muy pequeño si queremos pescarlas. Hay que estar muy atento a la picada, ya que si no la vemos, es muy posible que nos enganche el sedal en el fondo y hasta que la cabrilla no salga de su escondite, es muy posible que no podamos liberarlo. Si pescamos en una zona con mucha roca, es posible capturar un buen número. En aguas interiores de los puertos difícilmente las encontraremos, por ello, para encontrarlas es siempre mejor pescar en aguas abiertas.

Serra_serranus_cabrilla_06(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Pesca al lanzado:
Su captura es totalmente ocasional, ya que cuando se pesca al lanzado se suele buscar el fondo de arena y la picada de la cabrilla será cuando no lleguemos a esta. La manera de pescarla será la misma que en la pesca a fondal, excepto por la longitud de las cañas (siempre son más cortas las de lanzado, entre 3,80 y 4,50 metros) y el peso de los plomos, ya que al buscar largas distancias en la pesca al lanzado los plomos empleados son siempre más pesados.

Serra_serranus_cabrilla_07(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Pesca a spinning:
El carácter depredador y agresivo de la cabrilla hace que si pescamos con cebos artificiales cerca del fondo (anguilones de silicona, pequeños minnows o jigs, cucharillas de colores o imitaciones de pequeños invertebrados) podamos capturar siempre que tengamos en cuenta el tamaño de este pez, ya que si le cabe en la boca, seguro que atacará nuestro señuelo. Con equipos ligeros y teniendo cuidado de no enrocarse podemos conseguir unas cuantas capturas en zonas donde son abundantes.

Serra_serranus_cabrilla_08(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Gastronomía:
El tamaño del serrano hace que su excelente carne no sea apreciada, ya que presenta un cuerpo con un elevado número de pequeñas espinas, apto para quienes tienen paciencia a la hora de comer pescado, que pueden disfrutar de una muy sabrosa carne blanca. Esta calidad queda demostrada cuando se ponen ejemplares de cabrilla cuando se hace un caldo de pescado, un “fumet” o una «bullabesa». Con paciencia, también se puede disfrutar comiéndolas fritas.

Serra_serranus_cabrilla_10(www.societatpescadorsbarcelona.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *